Polen

La abeja lleva el polen en su patas de atrás, donde tiene una cesta especial para agruparlo y transportarlo. El polen provee a las abejas proteinas, vitaminas y minerales, que son fundamentales para la alimentación de las larvas.

Como la miel, el apicultor puede coger una parte del polen sin hacer daño a la colmena. Para recolectar el polen, el apicultor pone una rejilla en la entrada de la colmena. Cada día, o máximo cada segundo día, hay que recoger el polen del cajón debajo de la rejilla, para garantizar su calidad. Entonces se congela directamente, porque así no se fermenta y conserva todas las propiedades.

Propiedades del Polen Fresco

El polen fresco es un super alimento para el humano, por sus proteínas y aminoácidos (todos los esenciales y algunos no esenciales), vitaminas ( B, ácido fólico, D y A ) y minerales (calcio, fósforo y potasio).

Es una fuente vegetariana de proteínas, más rico en aminoácidos que alimentos como leche, carne o el queso. Además posee propiedades energizantes y puede reducir la anemia y la fatiga. Y como la miel, tiene propiedades anti-inflamatorias. Para Vegetarianos, es un producto interesante por su alta concentración de Vitamina B12.

¿Cómo consumir el polen?

Se puede comer directamente de una cucharada por la mañana o mezclarlo en yogures o con miel. Si nunca has comido polen, es recomendable empezar con una cantidad pequeña, una cucharrita diaria. También para niños se recomienda una dosis pequeña de una cucharrita. Lo puedes consumir durante 2 semanas y luego se hace una pausa de 1 semana.

Es muy importante que el polen siempre esta en el congelador, para evitar su fermentación.

El polen viene de colmenas en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y tiene la certificación ecológica.

  • Schwarz Facebook Icon
  • Schwarz Instagram Icon

© 2019 by Ladrón.de.Miel.

Newsletter